Recordare

Acuérdate Oh Virgen Madre de Dios,
cuando estés ante el trono de tu Divino Hijo,
de interceder por nosotros, para que Él pueda
retirar de nosotros su enojo.   Amén.