Aspirantado


 El aspirantado es una etapa que ofrece a la joven la oportunidad de iniciar un proceso de formación y preparación para su consagración a Dios en el seguimiento de Cristo, haciéndola consciente de su manera de vivir y de actuar en la Iglesia, mediante la fusión armónica de estos elementos: Espiritual, Apostólico, Doctrinal y Práctico; alcanzando así una vida en conformación con Jesucristo.

 

 
Dejando todo por Él para participar principalmente en su misterio pascual.
Por eso cada una de las partes consideradas en esta etapa, aunque se toman por separado las áreas: Humana, Cristiana y Congregacional, garantizan en su proceso y desarrollo, una fusión completa, que motivará a la joven a una respuesta libre y generosa al llamado de Dios como Dominica de Santo Tomás de Aquino.
Es fundamental que la joven, conforme reciba y asimile lo referente a la vida Dominicana, vaya clarificando junto con su maestra y miembros de su comunidad, si es capaz de abrazar las exigencias que esta vida implica, se procurará además el apoyo de un director Espiritual, a fin de que le ayude a hacer un discernimiento claro de su Vocación.