viernes, 19 de agosto de 2016

¡Bienvenidos a nuestro blog!

Las Hermanas Dominicas de Santo Tomás de Aquino de la provincia de Santo Domingo de Guzmán (provincia del norte), les brindamos este espacio y les damos la bienvenida.



Fundadas en 1913 por Sor María Rosa de la Torre Guerrero O.P(de la Orden de Predicadores), la Congregación nace en tiempos difíciles de nuestro México, pero la tenacidad, valentía, entrega, sacrificio, amor, lucha y perseverancia de nuestra Madre fundadora, dieron a esta época, una nueva esperanza.


Hoy sus hijas continuamos esta misión: la evangelización de la niñez y de la juventud, a través de nuestros apostolados.

Somos mujeres de esperanza que con nuestra entrega y nuestro "sí" a Dios, queremos colaborar para llevar el mensaje de Cristo a los demás. ¿Quieres colaborar con nosotras?


¡DEJA TUS COMENTARIOS, SUGERENCIAS Y LOS NOMBRES DE LAS PERSONAS POR QUIENES QUIERAS PEDIR A DIOS, LO OFRECEREMOS EN NUESTRA ORACIÓN DIARIA!

jueves, 18 de agosto de 2016

Videos





video
Elegidas para amar






video
¿Quién es María Rosa de la Torre?






video
¿Tienes corazón para amar a Dios y boca para alabarle?(Sor Ma. Rosa de la Torre)






video
Un poco de nuestra vida como Dominicas de Santo Tomás de Aquino.







Santo Tomás de Aquino

Doctor de la Iglesia y patrono de los estudiantes.
<<Has escrito bien de mí Tomás, ¿qué recompensa deseas? ¡Nada más que a ti Señor!>>


Nuestra Madre fundadora, la M. María Rosa de la Torre Guerrero O.P (de la Orden de Predicadores), tomó a Santo Tomás de Aquino como santo patrono por su amor a la Eucaristía y su profunda entrega al Estudio de la sagrada Escritura como medio que nos acerca y nos sumerge en el infinito misterio de Dios nuestro Creador, es por eso que llevamos el nombre de Dominicas de Santo Tomás de Aquino.
  Pero...


...¿quién fué Santo Tomás de Aquino?

Santo Tomás de Aquino nace en el castillo de Roccaseca (Italia) el año 1225.
A los diecinueve años ingresa en la Orden de Predicadores.
Por indicación de Fray Juan Teutónico, Maestro de la Orden, termina sus estudios en París y Colonia, bajo la guía de Fray Alberto Magno.
A los treinta y dos años Tomás de Aquino es maestro de la cátedra de teología de París. Escribe muchas obras que destacan por su profundidad, admirando a maestros y estudiantes por la claridad, la distinción, la sutileza y la verdad con que procedía en la explicación de tantas y tan distintas materias, como son de ver en los cuatro grandes libros que escribió sobre el Maestro de las Sentencias. Después de París, impartiría docencia en Roma y en Nápoles, dejando entre otras muchas obras la Suma Teológica.
Santo Tomás de Aquino murió en la abadía de Fossanova el día siete de marzo de 1274 cuando iba de camino al concilio de Lyon. Fue canonizado el dieciocho de julio de 1323 por Juan XXII. San Pío V, el once de abril de 1567, lo declaró Doctor de la Iglesia. León XIII, el cuatro de agosto de 1880, lo proclamó patrón de todas las universidades y escuelas católicas.
Semblanza Espiritual:
Alternó la enseñanza con la predicación. Actuó con eficaces intervenciones ante la curia pontificia ea favor de los mendicantes. Destacó por su gran candor de vida y una fiel observancia de la vida conventual. La misión de la Orden, es decir, el ministerio multiforme de la Palabra de Dios en la pobreza voluntaria, en él se centró en una continua dedicación al trabajo teológico; investigar incansablemente la verdad, contemplarla con amor y entregarla a los demás en escritos y en la predicación directa. Empleó su capacidad totalmente al servicio de la verdad, ansioso de encontrarla, recibiéndola de donde quiera que viniese y participarla a los demás.
Tuvo siempre un comportamiento humilde y cordial. Su obra demuestra la estrecha coherencia entre la razón humana y la divina revelación.
Santo Tomás de Aquino fue devotísimo de Cristo Salvador, especialmente de la cruz y de la eucaristía, que exaltó en sus composiciones litúrgicas para la fiesta del Corpus Christi. Tuvo una ferviente devoción filial a la Madre de Dios, la Virgen María.


Oración de Santo Tomás de Aquino para antes del estudio:
¡Oh Creador inefable!, que de los tesoros de tu sabiduría formaste tres jerarquías de ángeles y con maravilloso orden las colocaste sobre el cielo empíreo, y distribuiste las partes del universo con suma elegancia.
Tú que eres la verdadera fuente de luz y sabiduría, y el soberano principio, dígnate infundir sobre las tinieblas de mi entendimiento un rayo de tu claridad, apartando de mí la doble oscuridad en que he nacido: el pecado y la ignorancia.
Tú, que haces elocuentes las lenguas de los niños, instruye mi lengua e infunde en mis labios la gracia de tu bendición.
Dame agudeza para entender, capacidad para retener, método y facilidad para aprender, sutileza para interpretar, y gracia copiosa para hablar.
Dame acierto al empezar, dirección al progresar y perfección al acabar.
Amén.


¿Quiénes somos?


Las hermanas Dominicas de Santo Tomás de Aquino, somos religiosas de vida apostólica que estamos consagradas al servicio de Dios y del prójimo a través de los votos de pobreza, castidad y obediencia, seguimos el ideal de Nuestra Madre Fundadora de ayudar a la niñez y la juventud más desamparadas.



Nuestro campo de acción son los hospitales, dispensarios, colegios, internados, casa de niñas invidentes y misiones.



NUESTRO LEMA: "Todo por Dios.




CARISMA: "Alcanzar la contemplación de la Verdad revelada para poderla comunicar a los demás".


FIN: La gloria de Dios y la salvación y santificación de la niñez y juventud pobre, desamparada y marginada.


ESPIRITUALIDAD: Cristo-céntrica Mariana "Ir al Padre por Cristo y a Cristo por María".



NATURALEZA: Personalidad integrada por los elementos de la vida dominicana que nos preparan y nos impulsan a la acción.

CARÁCTER E ÍNDOLE: Contemplación activa de la Iglesia. Sus fundamentos son:


* Predicción por los pobres.

* Experiencia contemplativa.

* Trabajo por la justicia.

* El sufrimiento o persecución como garantía del seguimiento de Cristo.


IDENTIDAD: Ser mujeres de la Iglesia que vivan en la Fe, mediten en la Fe y practiquen la Fe. Siendo incansables defensoras de la verdad, alimentándose de la doctrina de Santo Tomás de Aquino.











Fuente: Sor María Yolanda Ramos Ríos, O.P "Dominicas de Santo Tomás de Aquino" en Los Dominicos del Nuevo Mundo Siglos XIX y XX, V Congreso Ibero-Americano de Historiadores Dominicos, Querétaro, Qro. México.



¿Te gustaría ser Dominica de Santo Tomás de Aquino? ¡HAZ CLICK AQUÍ!.